Muchos de los problemas de la obesidad están relacionados con la alimentación inadecuada, sedentarismo, e incluso con causas hormonales.

Consecuencias de la obesidad infantil

  • Colesterol elevado
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares
  • R de la obesidad en el niño

La super alimentación con leches formuladas en los primeros meses de la vida la vida, se están revelando cada vez más perjudiciales a la salud equilibrada del niño.

Ya los niños alimentados exclusivamente con la leche materna no desarrollan la obesidad en los primeros años de vida. Los estudios también revelaron que los niños obesos son más propensos a ser más tarde, los adultos obesos.

Los bebés, ya que el paladar de esos pequeños es exquisito, pasan a no aceptar otros alimentos, principalmente frutas, verduras.

Es muy importante la participación de la familia en la alimentación del bebé. Es necesario acompañar ese desarrollo para que el niño acepte alimentos de todos los grupos alimentarios.

Niños sedentarios

Otro factor muy importante es el sedentarismo en la infancia. La falta de actividad física contribuye al aumento de peso excesivo.

Esta participación cotidiana se ha mostrado cada vez más difícil en los días de hoy cuando ambos padres necesitan trabajar.

Incentive la práctica de actividad física todos los días, como jugar fútbol, ​​voleibol, caminar, saltar la cuerda, natación, jazz, danza. Pero que agradece al niño y principalmente respetando sus límites.

Fraccione a lo largo del día las comidas, como el desayuno, la merienda de la mañana, almuerzo, merienda de la tarde, cena y cena. No olvidar que, dependiendo de la actividad física, la alimentación debe ser más rica en carbohidratos.

Deje de lado refrescos y jugos en polvo. Además de contener mucho azúcar, son ricos en sodio. Sustituir por agua, jugos naturales y agua de coco.

Enseñar la importancia de las frutas en la alimentación y que éstas deben ser consumidas diariamente como postres y aperitivos. Masticar bien los alimentos, y hacer las comidas en ambientes tranquilos hace toda la diferencia a la hora de la digestión.

Hábitos Alimentares que Previenen la Obesidad en Niños

En la hora de la alimentación nada de bromas y mañana, evitar promesas del tipo “si comes todo te doy eso”. Y ceder a las madres infantiles acaba por formar un niño sin límites.

Es importante recordar que hasta los 7 años, el niño está en formación. Después de esa edad es mucho más difícil inculcar nuevos hábitos alimenticios.

Cuando el niño dice:” no quiero esa comida “es importante no ceder de inmediato. Por el contrario: intente insistir para que ella pruebe y pruebe el alimento.

Siga los horarios de las comidas y nada de golosinas fuera de la hora. “Nunca en ninguna hipótesis usar un alimento como forma de recompensa” si usted come beterraba te doy un postre más “.

Evitar comer siempre en comida rápida, pues la comida casera pasará a parecer menos poco atractivo. Siga las mismas reglas impuestas a los niños, nada de servir zanahoria para niños y los padres comer patatas frita.

No distribuir en el plato los alimentos de todos modos. Busque siempre una armonización de los colores y texturas, que quede visualmente agradable y apetitoso a los ojos. No se comer con una comida anémica y sin gracia.

Obesidad y la medida del cuello

Recientemente un estudio evaluó a varios niños tomando como referencia la medida del cuello. Esta evaluación reveló que los niños con medidas por encima de la media podían tener una relación con hipertensión y trastornos del sueño.

Vea una tabla con medidas de cuello normales. Para los niños, varía de acuerdo con el sexo y la edad:

6 años-28,5 27 cm 8 años-29 27,9 cm 10 años-32 30,5 cm 12 años-32, 5 31,1 cm 14 años-36 32 cm 16 años-38 33,4 cm 18 años-38 34,6 cm adultos, el máximo es de 41 cm

* En caso de duda, médico o una nutricionista

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *