Insomnio!

A medida que los individuos envejecen, tienden a dormir menos. Las etapas del sueño también cambian: la etapa 4 se vuelve más corta y, finalmente, desaparece. Además, aumenta la cantidad de despertares durante todas las etapas. A pesar de las normales, estas alteraciones a menudo llevan a las personas mayores a creer que no están durmiendo lo suficiente. Sin embargo, no hay pruebas de que los ancianos sanos necesiten la misma cantidad de sueño que los más jóvenes, o que necesiten medicamentos que inducir el sueño para evitar estos cambios normales relacionados con la edad.

El patrón de despertar a primera hora de la mañana es más común entre los ancianos. Algunos individuos se acostumbran generalmente, pero despiertan unas horas más tarde y no pueden conciliar el sueño de nuevo con facilidad.

Algunas veces, presentan un sueño agitado y no reparador. En cualquier grupo de edad, el despertar al inicio de la mañana puede ser una señal de depresión. Los individuos con alteración del patrón de sueño pueden presentar reversión del ritmo del sueño.

Se adormecen en momentos inadecuados y entonces no pueden dormir cuando deberían. Estas reversiones ocurren frecuentemente como consecuencia de la jet lag (desfase horario, sobre todo cuando el individuo viaja del este al oeste), del trabajo en horarios nocturnos de modo irregular, de cambios frecuentes en el horario de trabajo o del consumo excesivo de bebidas alcohólicas. La lesión del reloj interno del cerebro (por ejemplo, causada por una encefalitis, un accidente cerebrovascular o un accidente cerebrovascular o un accidente cerebrovascular enfermedad de Alzheimer) también puede alterar el patrón de sueño.

Algunos individuos necesitan un menor número de horas de sueño que los demás y, por esa razón, el diagnóstico del insomnio se basa en las necesidades individuales.

Los médicos pueden clasificar el insomnio como primario (disturbio prolongado con poca o ninguna relación aparente con cualquier estrés o acontecimiento ocurrido en la vida del individuo), o secundaria (condición causada por el dolor, la ansiedad, los medicamentos, la depresión o el estrés extremo).

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *