El vinagre

El vinagre

Vinagre para condimentar, esterilizar, ablandar, neutralizar el olor. Más que dar sabor a los alimentos, el ácido acético tiene funciones que pueden facilitar el día a día y disminuir el presupuesto doméstico.

La ingeniera química Wilma Spinosa defiende esa idea. Revela que en Europa el consumo por persona se sitúa en 4 litros por año y en Brasil en 0,6 litros por año. Allí, el producto es utilizado en la higienización de perros, en la limpieza de alfombras y como conservante en la industria de alimentos.

Utilidades

Yo lo utilizo en la limpieza diaria y como suavizante de ropa; además de todas las aplicaciones, el vinagre es barato y disminuye el costo de la compra de productos de limpieza. ” Wilma Spinosa destaca la eficiencia del ácido acético para limpiar metales, cristales y avivar los colores de la ropa.

También se puede utilizar para neutralizar el olor en el ambiente contaminado por el humo de cigarrillo. A pesar de tantas utilidades, Brasil consume poco vinagre. El brasileño no tiene ese hábito. Una familia de cuatro personas consume sólo 750 ml por mes, informa.

Fuente: Diario de la Unicamp

Los beneficios atribuidos al vinagre son casi milagrosos, para la salud, cuando proviene del vinagre de sidra. Contiene más de treinta elementos nutritivos importantes, una docena de minerales, vitaminas, ácidos esenciales y varias enzimas como la pectina, buena para el corazón. También se encuentra hierro, vitamina B12, ácido fólico (bueno en el combate a la anemia) y calcio.

Origen

La palabra vinagre deriva del término francés vinaigre, que quiere decir ” vino azedo”. La producción del vinagre involucra dos tipos de cambios bioquímicos:

1 – una fermentación alcohólica de un carbohidrato;

2 – (por ejemplo, en el caso de que se produzca un cambio en la calidad de los alimentos), y en el caso de los alimentos,

Atención

¡Nosotros del FazFacil recomendamos! Cada persona tiene necesidades y reacciones diferentes. Por lo tanto, antes de cualquier dieta o Cura Mágica, ” busque su médico ” y no se puede decir que no es de hoy que el pueblo hace su propia medicina. La Naturaleza siempre fue la farmacia del hombre y de los animales. El hombre primitivo y los animales confiaban en su inventario de plantas para evitar o curar molestias, mantener la salud y vigor. Pero, ellos cambiaban frecuentemente de lugar, y entonces, la farmacia de la naturaleza tenía filiales por todas partes. En cualquier lugar del mundo donde hubiera un enfermo, él hallaría en los campos y matas sus remedios, el material con que preparar tés y ungüentos.

 300

El contiene la madre del vinagre. La naturaleza hace su oferta generosa de provisión de ácidos, ofreciéndonos las muchas maneras de obtenerlos. El vinagre de manzana natural es quizás la más poderosa fuente de ácidos orgánicos naturales, enzimas y complejos multi-vitamínicos beneficiosos para el hombre. En la Roma antigua, por ejemplo, las famosas legiones romanas siempre tomaron el cuidado de transportar el vinagre en odres, pues sabían de la importancia de esa dieta ácida, la cual hacía a los soldados fuertes, resistentes, e inmunes a los ataques de las enfermedades y la fatiga. Hipócrates, el padre de la medicina, recomendaba el realineamiento de los cuerpos vertebrales para el perfecto funcionamiento de los órganos y dosificaciones de vinagre de manzana para mantener la plenitud física, evitar enfermedades y rejuvenecer el cuerpo. En la época en Roma, se referían a los “hombres bebedores de vinagre”, que eran inmunes a las enfermedades y parecían no envejecer.

En China también era común el uso del vinagre. El vinagre de manzana natural constituye hoy una alternativa maravillosa para el mantenimiento de la salud, retrasa el envejecimiento, provocado principalmente por los radicales libres, favorece la longevidad y una buena calidad de vida. Actualmente, hay decenas de trabajos e investigaciones científicas en Universidades y centros de investigación estadounidenses y europeos sobre la actuación del vinagre de manzana natural en el cuerpo humano. El doctor DC Jarvis, que se ha querido por el esfuerzo de ir al encuentro de las necesidades del pueblo, escribiendo libros de medicina popular, afirma en su famoso libro, best seller, “Folk Medicine-La Vermont Doctor ’ s Guide que las enfermedades como: artritis, osteoporosis, reumatismo, presión alta, gota, bursitis, arteriosclerosis, infartos, derrames, fatiga crónica, dolores de cabeza crónica, diabetes, rinitis, y otras enfermedades degenerativas, etc, tienen la enfermedad el mismo origen: acumulación de calcio en la sangre. En sus observaciones y experiencias llegó a conclusiones seguras y revolucionarias: comenzó verificando que las hervideras donde se hierve agua, forman con el tiempo, dura capa en el fondo-resultado de la precipitación de sales, cloruros, etc., y que, esta corteza, bajo el efecto de vinagre de manzana, se disuelve, dejando la caldera como nueva. También comprobó que, sumergiendo cáscaras de huevos en líquido de vinagre de manzana, estas se disuelven lentamente.

Investigó además, que personas que usaban el vinagre de manzana, eran mucho más sanas que las demás, y parecían inmunes las enfermedades y presentaban una extraordinaria resistencia física. En esa misma localidad de Vermont, personas de más de noventa años, algunas con más de cien años de edad, trabajando en las rozas horas a pie sin presentar grandes esfuerzos, demostraban vigor, buen ánimo, una hermosa postura y excelente formación ósea, y, no se enfermar. De este modo, y por otras vías, el doctor Jarvis llegó a la conclusión de que lo mismo sucede con el cuerpo humano cuando se toma el vinagre de manzana natural con agua y miel, ya que posee la facultad de disolver el calcio excedente acumulado en el organismo, permitiendo que, al absorberlo, los huesos se vuelvan más fuertes, menos expuestos a las fracturas y, sobre todo, en condiciones de ayudar en la formación de tejidos más elásticos, flexibles, en favor del rejuvenecimiento.

El mencionado médico fundó su teoría en lo siguiente: nuestra sangre puede ser de formación ligeramente ácida o alcalina. Esto depende en gran parte de la alimentación que habitualmente ingerimos. Señala otros motivos: dice, por ejemplo, que el clima frío, favorece el aumento de alcalinidad de la sangre; que las preocupaciones, el miedo, la ira, así como toda actitud y comportamiento emocional negativo tienen el mismo efecto. De este modo, contribuimos al aumento de la alcalinidad sanguínea, desregulando el pH de la sangre. Una reacción de la sangre excesivamente alcalina favorece la vida de las bacterias peligrosas. En la mayoría de los casos, la mayoría de las personas que sufren de esta enfermedad, no se sienten satisfechas. Dependiendo de la región del cuerpo donde estos cristales se alojen provocarán en el transcurso del tiempo enfermedades o disfunciones correspondientes, se depositan en las juntas o articulaciones, provocan la artritis, bursitis, etc. Por otro lado, recomienda a dicho médico, la necesidad de la actividad física placentera, pues apunta que el sedentarismo contribuye al aumento de la alcalinidad o el espesamiento de la sangre. Dice, por ejemplo, que es favorable que la sangre sea ligeramente ácido, para que se vuelva más fluídico y riegue todo el organismo sin dificultad alguna y no provoque precipitación de calcio por el cuerpo. El consumo abundante de harina de trigo refinada, azúcar refinada, carnes, enlatados, cremas, refrescos, dulces, etc, son perjudiciales para la salud porque contribuye al aumento de la alcantitud; que hace la sangre más espesa y dificulta la circulación por el sistema, aumentando la presión arterial de las venas y vasos, los cuales con el tiempo se van obstruyendo y endureciendo, porque la alcanza favorece los depósitos de calcio y otras sustancias terrosas dañinas al sistema.

Afirma el doctor Jarvis que la gran mayoría de las enfermedades tienen como vehículo la propia sangre impura, que distribuye y deposita constantemente sustancias mortales por el sistema a lo largo de los años. La purificación de la sangre es de fundamental importancia para revertir ese proceso de endurecimiento y envejecimiento precoz de las varias estructuras blandas del cuerpo y el secado o calcificación de las articulaciones. En sus experiencias, percibió el valor extraordinario del vinagre de manzana natural en el tratamiento y prevención de enfermedades, llegando a conclusiones sorprendentes y esclarecedoras. La medicina popular del Vermont sostiene que el potasio es el más importante de los minerales-el mineral de los “dioses”. Lo que el calcio es para los huesos, el oxígeno para los pulmones, es el potasio para el sistema nervioso. El potasio es tan necesario para la vida de cualquier ser, que sin él no habría vida. Es el puente bioquímico que atrae los nutrientes dentro de las células. Este mineral nunca se encuentra aislado, está siempre asociado a un ácido: observó, por ejemplo, que el calcio es soluble cuando en contacto con un ácido como el del vinagre de manzana.

Por otras vías concluyó entonces, que el calcio se precipita en medio alcalino y se disuelve en medio ácido. El calcio excesivo es uno de los principales agentes endurecedores y obstructores. La literatura médica nos dice que toda la gama de reacción fisiológica del líquido extracelular tiende a la alcalinidad. La sangre representa una cuarta parte del líquido extracelular. La sangre siempre tiene una reacción alcalina. Si esta alcalinidad es aumentada, él engrosa y precipita sus sólidos en pequeños copos, formando los depósitos de calcio. Las paredes de los pequeños vasos arteriales permiten el paso de la parte fluídica de la sangre, de la misma forma que la tinta pasa a través del matorral. Los pequeños coágulos obstruyen algunos capilares y, después de algún tiempo, hay una retención de sangre, con el consecuente aumento de la presión arterial y posteriormente deposición de calcio y otras sustancias minerales. Por otro lado, se tienen innumerables pruebas de que el potasio controla el aprovechamiento del calcio en nuestro organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *